Mar esclavo

ship-716778_1920Las olas siguen llegando a la playa. A aquella playa a la que le llevaba su abuelo cuando era pequeño para enseñarle a coger lapas y erizos de mar y recoger los peculiares trozos de madera alisada que traía el mar tras las tormentas.

Las olas siguen llegando, pero ahora ya no hay lapas ni erizos. Ahora el mar ya no deposita trozos de madera, sino cuerpos hinchados y solitarios de gentes sin nombre ni hogar.

Ese mar, esperanza y tumba, sigue ahí, pero ya no es libre. Lo han encadenado las mafias que llenan las pateras o las que llenan las planeadoras para un beneficio arrancado del sufrimiento ajeno.

A veces este mar se rebela, pero sus fauces no devoran a los asesinos, solo devoran a sus víctimas, que siguen viniendo, engañadas, en busca de una vida mejor.

 

Bartolomé Zuzama i Bisquerra. Valladolid, 17 de junio de 2019.

Acerca de Bartolomé Zuzama Bisquerra

Soy un ciudadano responsable y exigente.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s