El regreso

born-1264699_1920Como cada mañana inicié mi paseo por la playa, junto a la línea que deja la marea al recogerse. El día era luminoso y una brisa tenue mitigaba el calor.

Me pareció ver algo inusitado, que reflejaba el sol cuando el mar se replegaba y me acerqué para observarlo más cerca.

Parecía una piedra, pero su forma y textura indicaban que parecía haber sido trabajada por el hombre. La parte que sobresalía sobre la arena era un poco mayor que un libro de bolsillo, por lo que me incliné para recogerlo, pensando que saldría sin dificultad.

Mis sentidos me habían engañado y lo que parecía superficial, no lo era. Me agaché y limpié los bordes para asirlo mejor. Tiré con ambas manos y un trozo de piedra labrada quedó al descubierto.

Era parte de una lápida desgastada, pero en la que todavía podía leerse una fecha y mi nombre.

 

Bartolomé Zuzama. Valladolid 22/05/2017

Acerca de Bartolomé Zuzama Bisquerra

Soy un ciudadano responsable y exigente.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s